Domingo, 13 Noviembre 2016 09:10

Estación del tren de Heredia: el símbolo de la incapacidad

Escrito por

Hace algunos días, la Sala Constitucional declaró con lugar un recurso de amparo que presentamos un grupo de 23 usuarios del servicio del tren, por las pésimas condiciones de la estación en Heredia.

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Descargar


Los magistrados no solo nos dieron la razón sobre la situación precaria de la estación del ferrocarril en Heredia, sino que le dieron un fuerte jalón de orejas tanto al INCOFER como al Ministerio de Salud.
Esta estación fue construida en 1905 y en el 2009 fue utilizada nuevamente para recibir a cientos de usuarios del servicio.
Y en siete años nada bueno ocurrió: el techo que se cae a pedazos, no hay rampas de acceso y, en general, no reúne las condiciones de la Ley 7600.
Además, los andenes no están a nivel del tren y el piso presenta irregularidades, todo lo cual pone en peligro a quienes utilizan el servicio.
Pero lo más preocupante de todo, es que durante siete años ha operado una estación ferroviaria que ni siquiera contaba con orden sanitaria de funcionamiento.
La Sala, por no hacer más daño a los usuarios, le dio un plazo de seis meses al INCOFER y al Ministerio de Salud, para que procedan a hacer la remodelación y acondicionamiento de esta terminal estación, símbolo de la desidia, la apatía y pereza estatal.
Cuando lo que cabía era el cierre, la Sala Constitucional, sabiamente, decide darle una nueva oportunidad al INCOFER, misma que esperamos no se vaya en “proyectitis”.
Durante siete años, los usuarios se la han jugado: tirándose de los trenes, sin sillas para esperar, en una estación cuya instalación eléctrica es una amenaza y no cuenta con servicios sanitarios.
Fue poco después que se presentó el recurso de amparo que las instituciones estatales se animaron a hacer “alguito”, pero totalmente insuficiente.
Lamentablemente, la historia de la estación del ferrocarril de Heredia, se repite en otras zonas y en muchas instituciones: nos acostumbramos a recibir servicios mediocres, nos volvimos conformistas y, en algún momento, creímos que se nos estaba haciendo un favor.
Lo correcto es que entendamos que los usuarios, de tos los servicios, tenemos derechos y debemos hacer que esos servicios se vuelvan a encarrillar.
Ya basta de permitir que se nos brinden servicios a medias o en inmuebles que se caen a pedazos.
Ya basta de permitir que la Administración esté por encima de los administrados.
Nos llegó el tren de la oportunidad para exigir mejores servicios.

Contactos

Barrio La California,
San José, Costa Rica,
T: (506) 2256-2338
F: (506) 2255-4483

Accesos